En Noticias

Descripción general

Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar enfermedades como el resfriado común, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés), y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS, por sus siglas en inglés). En 2019 se identificó un nuevo coronavirus como la causa de un brote de enfermedades que se originó en China.

Este virus ahora se conoce como el síndrome respiratorio agudo grave coronavirus 2 (SARS-CoV-2). La enfermedad que causa se llama enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19). En marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que este brote de COVID-19 es una pandemia.

Las organizaciones de salud pública, incluyendo los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y OMS están vigilando la pandemia y publicando actualizaciones en sus sitios web. Estos grupos también han publicado recomendaciones para prevenir y tratar esta enfermedad.

Síntomas

Los signos y síntomas de la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) pueden aparecer entre dos y 14 días después de la exposición al virus. Este período entre la exposición y la aparición de los síntomas se llama el período de incubación. Los signos y los síntomas comunes pueden incluir:

  • Fiebre
  • Tos
  • Cansancio

Otros síntomas pueden ser:

  • Falta de aire o dificultad para respirar
  • Dolores musculares
  • Escalofríos
  • Dolor de garganta
  • Pérdida del sentido del gusto o del olfato
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el pecho

Esta lista no incluye todos los posibles signos y síntomas. Se han reportado otros síntomas menos comunes, como náuseas, vómitos, y diarrea. Los niños presentan síntomas similares a los de los adultos, y generalmente tienen una enfermedad leve.

La gravedad de los síntomas de COVID-19 puede ser de muy leve a extrema. Algunas personas tienen solo unos pocos síntomas, y otras no tienen ninguno. Los adultos mayores o las personas que tienen ciertas afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas o pulmonares, diabetes, obesidad extrema, enfermedad crónica renal o hepática, o que tienen un sistema inmunitario comprometido, pueden correr un riesgo más alto de enfermarse de gravedad. Esto es similar a lo que se ve con otras enfermedades respiratorias, como la influenza (gripe).

Algunas personas quizás presenten síntomas que empeoran, como más problemas para respirar y neumonía, aproximadamente una semana después de que comiencen los síntomas.

Cuándo consultar al médico

Si tienes síntomas de COVID-19, o has estado en contacto con alguien a quien diagnosticaron con COVID-19, contacta de inmediato a tu médico o clínica para que te aconsejen. Antes de ir a la cita habla con tu equipo de atención médica sobre tus síntomas y posible exposición al virus.

Si tienes signos y síntomas de emergencia de COVID-19, como problemas para respirar, dolor o presión en el pecho, confusión, o se te ponen azules la cara o los labios, busca asistencia médica de inmediato.

Si tienes síntomas en las vías respiratorias pero no estás ni has estado en un área con propagación continuada del virus en la comunidad, contacta a tu médico o clínica para que te aconsejen. Dile a tu médico si tienes otras afecciones de salud crónicas, como enfermedades cardíacas o pulmonares. Al progresar la pandemia es importante asegurarse que haya atención médica para los que más la necesiten.

Causas

La infección con el nuevo coronavirus (síndrome respiratorio agudo grave coronavirus 2, o SARS-CoV-2), causa la enfermedad del coronavirus 2019 COVID-19).

El virus parece trasmitirse fácilmente entre las personas, y, con el paso del tiempo, se continúa descubriendo más sobre cómo se propaga. Los datos muestran que se contagia de persona a persona entre aquellos que están en contacto cercano (dentro de aproximadamente 6 pies, o 2 metros). Se trasmite por gotitas respiratorias que se liberan cuando alguien con el virus tose, estornuda o habla. Una persona que está cerca puede inhalar estas gotitas, o las gotas pueden caerle en la boca o la nariz.

También puede propagarse cuando una persona toca una superficie donde se encuentra el virus y luego se toca la boca, la nariz, o los ojos.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo para la COVID-19 parecen incluir:

  • Viaje a o residencia reciente en un área donde continúa la trasmisión en la comunidad de la COVID-19,según lo han determinado los CDC oOMS
  • Contacto cercano (2 metros) con alguien que tiene laCOVID-19, o que una persona infectada te haya tosido o estornudado muy cerca

Complicaciones

Aunque en su mayoría las personas con COVID-19 tienen síntomas entre leves y moderados, la enfermedad puede causar complicaciones médicas graves y, en algunas personas, llevar a la muerte. Los adultos mayores o las personas con afecciones crónicas están a mayor riesgo de enfermarse gravemente con COVID-19 .

Algunas de las complicaciones pueden ser:

  • Neumonía y problemas para respirar
  • Insuficiencia de varios órganos
  • Problemas cardíacos
  • Coágulos sanguíneos
  • Lesión renal aguda
  • Infecciones virales y bacterianas adicionales

Prevención

Aunque no haya ninguna vacuna para prevenir la COVID-19, puedes tomar medidas para reducir el riesgo de infección.(OMS)(CDC)recomiendan tomar estas precauciones para evitar la COVID-19:

  • Evita eventos con mucha gente, y reuniones multitudinarias.
  • Evita contacto cercano (2 metros) con cualquier persona que esté enferma o que presente síntomas.
  • Quédate en casa cuanto sea posible y mantén distancia entre tú y otros (2 metros) si COVID-19 se está propagando en tu comunidad, especialmente si corres un riesgo más alto de una enfermedad grave. Ten en cuenta que algunas personas pueden tener COVID-19 y contagiar a otros, aunque no tengan síntomas ni sepan que tienen COVID-19 .
  • Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón por lo menos por 20 segundos, o usa un desinfectante para manos con base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol.
  • Cúbrete la cara con una mascarilla de tela cuando estés en lugares públicos, como la tienda o el supermercado, donde es difícil evitar el contacto cercano con otros, especialmente si estás en un área donde continúa el contagio a nivel de la comunidad. Usa solo mascarillas de tela que no son para uso médico — las mascarillas quirúrgicas y los respiradores N95 deben reservarse para los proveedores de atención médica.
  • Cúbrete la boca y la nariz con el codo o un pañuelo descartable al toser o estornudar. Desecha el pañuelo descartable usado.
  • Evita tocarte los ojos, la nariz, y la boca.
  • Evita compartir platos, vasos, ropa de cama y otros objetos de la casa si estás enfermo.
  • Limpia y desinfecta diariamente las superficies que se tocan con frecuencia, como los pestillos de las puertas, los interruptores de luz, los dispositivos electrónicos, y las encimeras.
  • Quédate en casa y no vayas al trabajo, a la escuela, ni a lugares públicos si estás enfermo, a no ser para recibir atención médica. Evita el transporte público, los taxis y los viajes compartidos si estás enfermo.

Si tienes una afección de salud crónica y puedes correr más riesgo de una enfermedad grave, habla con tu doctor sobre otras maneras de protegerte.

Viajes

Si estás planeando viajar, primero consulta los sitios web de CDC y OMS para informarte sobre actualizaciones y consejos. También infórmate si hay avisos de seguridad para viajeros para los lugares adonde vas a viajar. Quizás también quieras hablar con tu doctor si tienes afecciones de salud que te hagan más vulnerable a las infecciones respiratorias y sus complicaciones.

 

Empezá a escribir y presioná Entrar o apretá el botón para buscar